Skip to main content

Centro de Innovación, Emprendimiento y Empleabilidad

  • Potenciamos
    Matrícula Abierta
    C2-2021
    tu competitividad
  • Apoyamos tu negocio con
    Webinars y Capacitaciones gratuitas
  • Matrícula Abierta
    Técnicos
    Estudiá un programa corto
    de alta demanda laboral
  • Matrícula Abierta
    POSGRADOS
    Llegá al siguiente nivel
    en tu carrera profesional con nuestros
  • LA UNIVERSIDAD
    #1 EN INNOVACIÓN
    NOS ELIGIÓ,
    EN USA
    TE ELIGIÓ

Centro de Innovación y Emprendimiento

Quiénes Somos

Sobre Nosotros

El Centro Latinoamericano de Innovación y Emprendimiento (CELIEM) nace octubre del 2015 como una organización orientada a promover la innovación,  el emprendimiento y el desarrollo económico latinoamericano, para impactar en el crecimiento positivo de la región mediante la investigación, el análisis, la formulación de políticas, la capacitación y el acompañamiento empresarial, aspirando a ser un referente estratégico para empresarios, emprendedores nacientes, organizaciones e instituciones públicas vinculadas a los ecosistemas de emprendimiento de América Latina.

 Se constituye con la aspiración de ser un referente estratégico para emprendedores nacientes, empresarios, organizaciones privadas e instituciones públicas para impulsar la competitividad y el desarrollo económico, social y ambiental, para lo cual se alinean la acciones con cuatro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y la agenda 2030: educación de calidad, trabajo decente y crecimiento económico; industria, innovación e infraestructura; y alianzas para lograr los objetivos. 

La Universidad Latina inicia su historia en 1979 en San Pedro, como un centro universitario que ya en 1989 se afilia a la primera universidad privada del país. El 29 de noviembre de ese año se formaliza como institución de educación superior privada, y es autorizada por el Consejo Nacional de Enseñanza Superior.  

Es una de las instituciones pioneras en el desarrollo de la Educación Superior Privada en el país.

Desde sus Inicios, ha demostrado un gran compromiso por transformar el país, tanto en el ámbito educativo como en el social. La innovación, la tecnología, el desarrollo de las mejores prácticas de metodologías educativas y el desarrollo de proyectos en las áreas sustantivas de su quehacer: docencia, investigación y extensión y calidad académica, son las cartas de presentación con las que puede asegurar que el proceso de formación profesional de sus estudiantes es de excelencia, asimismo, el de sus docentes; lo cual contribuye a la formación de líderes éticos, emprendedores e innovadores, capaces de ingresar a un mundo cambiante y dinámico, como el que presenta el siglo XXI. 

El propósito del CIE

Con el objetivo de apoyar a los emprendedores y la generación de trabajo en el país, la Universidad Latina de Costa Rica en alianza con el Centro de Innovación y Emprendimiento (CELIEM) puso en operación en mayo del 2019 el Centro de Emprendimiento e Innovación (CIE) en sus sedes en San Pedro y Santa Cruz, desde los cuales ha capacitado más de 160 emprendimientos y ha acompañado más de 50 emprendimientos en sus procesos de evolución.  

El CIE es un centro de desarrollo empresarial que opera bajo los principios de la metodología basada en el modelo norteamericano SBDC (Small Business Development Center) cuyo fin es el promover el crecimiento, la innovación, la productividad y las ganancias de la micro, pequeña y mediana empresa a través de mejoras en la administración empresarial y el fortalecimiento de las competencias de los emprendedores.  

De ahí que nuestra razón de ser está basada en la oportunidad de mejorar la generación de oportunidades para las personas, impulsar el crecimiento económico y generar empleo, apoyando y fortaleciendo las capacidades de los emprendedores mediante la asesoría especializada, la capacitación y la investigación orientando procesos de innovación que fortalezcan la gestión de las empresas.

Contacto del CIE

Teléfono: 2207-7242 

Correo Electrónico: cie@ulatina.net

Teléfono: 2207-6237 

Correo Electrónico: cie_stacruz@ulatina.net

CIE

Nuestros servicios y forma de trabajo

Explora nuestros servicios

Asesoría Empresarial

Es el proceso de acompañamiento que se brinda por medio de uno de los asesores del CIE a un emprendedor, un empresario(a) o un grupo asociativo, durante un período de tiempo, para desarrollar o mejorar las competencias y habilidades empresariales, fortalecer sus procesos de consolidación y crecimiento empresarial y mejorar el posicionamiento competitivo de la empresa en los mercados.

Asistencia Técnica Especializada (AT-E)

Es la asesoría técnica, en temas especializados que requieren las MIPYMES determinadas en el plan de acompañamiento. 

Son brindadas por los consultores externos del CIE según el área de especialidad. Esta asistencia está incluida dentro del costo mensual que es cubierto por el empresario.

Asistencia Técnica Contratada (AT-C)

Es la asistencia técnica ejecutada por especialistas de la Universidad (docentes, exalumnos, etc.) o aliados del CIE que sean requeridos para profundizar y avanzar en los objetivos de los clientes según el plan de acompañamiento elaborado pero que no pueden ser atendidos por los asesores empresariales ni cubiertas por los consultores externos en los tiempos asignados dentro del paquete contratado. Los especialistas estarán registrados en la base de consultores del CIE.

Mentoría

La mentoría empresarial es el servicio brindado a los clientes del CIE por medio de exalumnos, docentes y administrativos que se han certificado y forman parte de la Red de Mentores de la Universidad Latina. Los mentores aconsejan, enseñan, guían y ayudan a los clientes del CIE en sus procesos empresariales según su experiencia ayudándoles a reducir las curvas de aprendizaje y acelerar sus procesos empresariales.

Clínica Empresarial

Es el proceso de trabajo que se desarrolla con uno o un grupo de estudiantes durante un período máximo de 4 meses en áreas prioritarias de los clientes para apoyarles en sus procesos de acompañamiento y contribuir con la formación práctica de los estudiantes en sus áreas de estudio.

Capacitación

Permite fortalecer la formación técnica de los emprendedores y MIPYMES, a fin de lograr mejoras en los procesos productivos. Son coordinadas y ejecutadas por el equipo del CIE, según las demandas de formación requeridas por los clientes. Las capacitaciones impartidas podrán ser gratuitas o con contrapartida de los clientes, según corresponda.

¿Cómo lo hacemos?

El modelo de atención del CIE, presencial o virtual, según la oportunidad de trabajo con el emprendimiento atendido, tiene como punto de partida la elaboración de un diagnóstico que permite definir la etapa de evolución de la empresa y priorizar un proceso de acompañamiento orientado a resultados e impactos que fortalezcan el crecimiento de las unidades productivas. Para ello se establece un modelo de atención basado en las siguientes etapas: 

Fase Nº 1 Diagnóstico, Evaluación y definición Plan de Acompañamiento

Entrevista con Gestor PYME del Centro1

Elaboración del Diagnóstico de la Empresa y definición de la etapa de evolución

Estimación de las áreas de enfoque de atención y necesidades de la empresa

Definición del plan de Acompañamiento

Fase Nº 2 Implementación del Plan de Acompañamiento

Asesoría Especializada y Personalizada

Capacitación virtual y/o presencial en áreas específicos según necesidad

Medición de impacto y avances

Validación o reestructuración del Plan de Acompañamiento personalizado.

Fase N.º 3 Evaluación y recomendaciones

Evaluación de resultados y cumplimiento de objetivo

Elaboración del Perfil de Salida

Revisión de impacto en indicadores

Recomendaciones finales de seguimiento

Los primeros resultados

Resultados 2019

En el segundo semestre del 2019, acompañamos un grupo de 25 emprendimientos por un período de 5 meses los cuales se distribuían según su etapa de evolución en 8 emprendimientos en etapa de crecimiento y 17 emprendimientos en fase inicial. 

Al concluir el proceso se había logrado pasar a 15 emprendimientos en etapa de crecimiento, 5 en etapa de desarrollo y solamente 1 en etapa de inicio. Así miso en términos de los indicadores de impacto se logró que los emprendimientos crecieran: 

En conjunto, los emprendimientos acompañados al inicio generaban ventas por ¢ 123 millones de colones, al cierre las ventas fueron de ¢185.703.180,00 + 50 % (Setiembre a diciembre 2019: 4 meses)

50 empleos directos + 8 Nuevos empleos directos En conjunto generaron un total de 58 empleos directos

Pasamos de una nota de 31.48 % a 60.66 %

Iniciamos con 8 emprendimientos en crecimiento y 17 emprendimientos en fase inicial y cerramos con:  1 Emprendimiento en inicio, 5 Emprendimientos en desarrollo y 15 Emprendimientos en crecimiento 

100 % de los emprendimientos acompañados definieron su enfoque estratégico que contempla, su por qué?, misión y visión

100 % de los emprendimientos cuentan con su imagen corporativa definida y el libro de marca

100 % de los emprendimientos cuentan con una herramienta implementada para la definición de su estructura de costos, proyección de ventas y flujo de caja.

100 % de los emprendimientos cuentan con una herramienta del sistema contable para sus controles internos.

100 % de los emprendimientos acompañados cuenta con un enfoque básico en su estrategia de mercadeo.

100 % de los emprendimientos tienen definido un plan financiero y de inversión que les facilita ordenar y priorizar los recursos económicos requeridos para su crecimiento.

Iniciamos el proceso en el mes de agosto, con un emprendimiento registrado como PYME ante el ministerio de economía, industria y comercio (MEIC); después de 4 meses, al momento de cierre del programa el 15 de diciembre, se logró contar con 21 de los 25 emprendimientos debidamente registrados.

Se apoyó em los emprendedores(as) en la implantación de sus páginas web, utilizando la plataforma gratuita KOLAU, que el MEIC en alianza con OEA, puso em servicio por medio del plan de digitalización PYME en Costa Rica, que es 100 % gratuito.

Se postuló a 7 de los emprendimientos para acceder a los fondos de innovación del MICITT, con el propósito de prepararlos durante el 2020 en sistemas de gestión de calidad y gestión ambiental, que les permitirá mejorar su competitividad y productividad.

Estudio CIE

DESAFÍO PARA LAS PYMES DURANTE EL COVID

Explora nuestros servicios

Sobre el Estudio

87% de las PYMES costarricenses cayeron o detuvieron su actividad como resultado de la crisis generada por el COVID-19

  • Estudio realizado por CELIEM resalta los principales desafíos que enfrentan las PYMES en la etapa de reapertura de la economía. 
  • Reconocen en las medidas sanitarias y laborales las más efectivas en la atención de la crisis.

San José, 10 de mayo 2020.- El Centro Latinoamericano de Innovación y Emprendimiento (CELIEM), elaboró una consulta entre 110 empresarios Mi PYMES, con el propósito de conocer de primera fuente los impactos, retos y desafíos que perciben ante la situación de la crisis generada por la llegada del COVID-19 a Costa Rica, y con ello fortalecer el análisis y la generación de propuestas que permitan contribuir en las medidas para la reactivación del sector mi PYME de Costa Rica.

 

El estudio se realizó entre el 14 y el 17 de abril, con empresas ubicadas en todo el territorio nacional con una muestra donde el 85% son microempresas, un 12,73% son pequeñas empresas y un 1,82% son medianas empresas. El 75% de estas empresas respondieron tener más de 5 años de operación. El 17% de ellas tienen una participación en el mercado nacional e internacional, y el restante 73% mantienen operaciones solamente en el mercado nacional.

Sobre el impacto del COVID-19 en las PYMES:

Al consultárseles a las empresas sobre el impacto que el COVID-19 ha tenido en sus operaciones se logró determinar que el 86,4% afirmó que la actividad en su empresa cayó significativamente respecto de lo previsto antes de la crisis o se detuvo por completo.

Así mismo el 87,27% de los encuestados afirmó que las principales afectaciones que hasta el día de hoy han tenido dentro de la empresa a causa del COVID 19 son: la pérdida de clientes y mercados, la reducción de ganancias y la cancelación de contratos.

Un dato importante es que el 42,73% estimó que para el mes de mayo su actividad con los clientes estará muy baja, mientras que el 36% estimó que estará detenida. Solamente el 5,45% consideró que mantendrá los mismos niveles previstos antes de la crisis.

Llama la atención como el 27% de los encuestados dice no haber adoptado ninguna medida de las propuestas por el Gobierno, esto en contraposición del 15,45% que dice haber adoptado la reducción de jornadas laborales y el 18% que afirma haber suspendido los contratos laborales.

 En un porcentaje más bajo, afirma haber implementado sólo el teletrabajo (10,00%), mientras que el 9 % coinciden en que adoptaron tanto a reducción de jornada como la implementación del teletrabajo.

Las PYMES consultadas reconocieron que la medida más efectiva implementada por el Gobierno fueron las medidas sanitarias. Un 11.34% indicó que las medidas sanitarias y laborales fueron las más efectivas coincidiendo con las menciones que se dieron al indicar la implementación de las medidas laborales como una de las más importantes en la atención de la crisis.

Necesidades de las PYMES en la etapa de reactivación:

Una de las grandes interrogantes que plantea los procesos de reapertura y transición hacia la nueva normalidad, lo constituye sin duda las medidas que permitan reactivar la actividad económica de las empresas, y en esa línea las PYMES manifestaron 5 elementos como los aspectos de mayor relevancia: 

  1. El financiamiento para capital de trabajo
  2. El establecimiento de nuevas líneas de producto
  3. La implementación de nuevas estrategias de comercio electrónico
  4. El impulso de asistencias técnicas para el desarrollo empresarial
  5. La identificación de nuevos mercados que permitan comprender el entorno y los comportamientos de los consumidores.

En este sentido indicaron que las propuestas por parte del Gobierno deben considerar el establecimiento de créditos para capital de trabajo en condiciones favorables, la reducción en el pago de los servicios, la generación de nuevos instrumentos financieros, y el establecimiento de mejores condiciones para fortalecer la vinculación de las empresas en las cadenas de valor de las instituciones públicas resaltando con ello la necesidad de un mayor acceso al mercado de las compras públicas.

El desafío en la utilización de las plataformas tecnológicas también quedó de manifiesto en la respuesta de las empresas consultadas, no solo al reflejar que más del 40% se vio obligada a implementar el uso de plataformas on-line para sostener su actividad, sino también que el 85% de los encuestados consideró que definitivamente como resultado de esta crisis se requerirá fortalecer el uso de nuevas herramientas tecnológicas, donde cobra importante relevancia las estrategias de mercadeo digital (61.8%); las ventas por medios electrónicos (47.3%), y el análisis de mercados (40%) que permita entender los nuevos comportamientos de los consumidores.

Finalmente, los empresarios indicaron que deben plantearse nuevos esquemas laborales que permitan una mayor flexibilización en la contratación de personal (38.2%), mejorar los procesos de formalización en contratos (35.5%) y hacer un mayor uso del teletrabajo (33.6%).

Sobre CELIEM El

Centro Latinoamericano de Innovación y Emprendimiento (CELIEM) nace octubre del 2015 como una organización orientada a promover la innovación, el emprendimiento y el desarrollo económico latinoamericano, para impactar en el crecimiento positivo de la región mediante la investigación, el análisis, la formulación de políticas, la capacitación y el acompañamiento empresarial, aspirando a ser un referente estratégico para empresarios, emprendedores nacientes, organizaciones e instituciones públicas vinculadas a los ecosistemas de emprendimiento de América Latina

Se constituye con la aspiración de ser un referente estratégico para emprendedores nacientes, empresarios, organizaciones privadas e instituciones públicas para impulsar la competitividad y el desarrollo económico, social y ambiental, para lo cual se alinean la acciones con cuatro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y la agenda 2030: educación de calidad, trabajo decente y crecimiento económico; industria, innovación e infraestructura; y alianzas para lograr los objetivos

  • Director Ejecutivo: Luis Álvarez Soto / luis.alvarez@giccr.org
  • Directora de Investigación y Análisis: Bertha Mora Jiménez / bertha.mora@giccr.org

Consejos para emprendedores

“¿Se ha preguntado qué tan emprendedor es usted?... valorémoslo un momento…

 

Nuestra vida está llena de sueños, está inspirada en ilusiones y siempre queremos lo mejor. Alcanzarlo depende de nuestra gran fuerza interna para hacerlo realidad y de encontrar condiciones en el entorno que nos ayude, pero… no siempre esas condiciones se dan y cuando eso sucede… ¿detengo mis sueños o lucho por ellos?...

 

Un emprendedor es un luchador, cree en lo que hace, asume los riesgos y es capaz de transformar el entorno que en algún momento lo detuvo, sea usted un emprendedor y no detenga la oportunidad de transformar su entorno. 

“¿Cuántas veces ha intentado hacer algo y ha fracasado?... lo más importante ¿cuántas veces ha fracasado y no lo ha vuelto a intentar?... muchas veces verdad?

 

Sabía usted que quien inventó el bombillo tuvo más de mil intentos, hasta que logró su objetivo, y al preguntársele que por qué había fracasado tantas veces respondió que cada intento fallido no era un fracaso, era una simple respuesta para darse cuenta que no era ese el camino. 

 

Emprender es encontrarnos muchos intentos fallidos, y no debemos tener miedo a ello, lo importante es aprender del proceso. Sea usted un emprendedor, asuma de nuevo el reto con más ilusión, ¡más entusiasmo y mucha determinación! 

“¿Cuántas veces nos hemos sentido grandes emprendedores por solamente tener una idea y comenzar a hacerla?... quizá aún nos falta algo más… 

 

El mayor desafío que tenemos al momento de emprender es lograr la habilidad para identificar una oportunidad, es valorar una necesidad que hay y construir una solución, una alternativa que sea viable y que permita resolver una demanda. 

 

Ser un emprendedor es tener la capacidad de convertir necesidades en oportunidades, es transformar problemas en soluciones innovadoras que sean parte de un plan de acción realista que al implementarlo nos permita lograr sentir que hemos alcanzado nuestros sueños”.

“…lo he intentado mil veces y nada me sale… no lo logro”; “…hasta aquí…emprender no es lo mío!” ... ¿Nos suenan familiares estas frases?, ¿cuántas veces las hemos dicho?...

 

Posiblemente muchas veces. Estar contra la pared, con el agua al cuello, no es ajeno para un emprendedor. Muchos emprendedores tiran la toalla... y la toalla no hay que tirarla nunca. 

 

Un emprendedor es constante, perseverante, sabe que su idea puede replantearse pero que su sueño no es inalcanzable. Ser emprendedor es perseverar siempre, con ambición y constancia por alcanzar la cima a la que se ha apuntado llegar”. 

“La primera empresa en la que debe creer un emprendedor es en Sí mismo. El emprendedor es la empresa, es el motor de todo lo que se pueda gestionar, construir y lograr. 

 

Hacerlo posible requiere de mucho compromiso interno, de mucha convicción personal, que permita mejorar la gestión de las cosas que hacemos, los tiempos, las relaciones que se desarrollan, los pensamientos, las ideas. 

 

Si queremos emprender tengamos confianza en quienes somos, lo que hacemos, pero sobre todo procuremos mejorar nuestra gestión interna, que eso será brillo y luz para todos los proyectos que impulsemos. 

“El conocimiento es muy importante cuando emprendemos un proyecto y cada proyecto tiene sus propios desafíos, muchos fracasan a la mitad de camino y otros son exitosos. 

 

Cuando emprendemos, debemos investigar, conocer, darnos cuenta de las condiciones del entorno en el que nos movemos, de que piensan los demás, de que hacen otros, y de cómo puedo dar valor a lo que existe. 

 

Seamos emprendedores, apliquemos nuestro conocimiento, pongámoslo en marcha, y démosle vida a lograr un proyecto exitoso”

“¿Si nos enfrentamos a un problema, o vemos una situación que no nos gusta que actitud tomamos?... esperamos que otros actúen o asumimos nosotros la solución de la situación?...

 

Un emprendedor mantiene una actitud proactiva ante los retos que encontramos. Busca generar soluciones, alternativas e iniciativas y construye a partir de ellas su proyecto. 

 

Ser proactivo trae muchos beneficios. Después de definir un proyecto puedes emprender iniciativas propias sin esperar a que sean otros los que le abran la puerta. Toda acción va a traer siempre resultados”

“¿Más de lo mismo?!... no hay nada nuevo y seguimos teniendo los mismos resultados?” … ¿cuánto hacemos por cambiar los procesos y las cosas que sabemos no están bien?

 

Cuando nos decidimos a emprender nuestra mayor motivación no solo es el proyecto sino la propuesta de valor, el valor agregado que le damos a las cosas. Los cambios se gestionan y la única forma de lograrlos es teniendo verdaderas innovaciones a lo que hoy existe. 

 

Lograr que quien nos compra nuestros productos se sienta satisfecho, que quien nos visita se sienta a gusto, que nuestros jefes se sientan orgullosos depende del valor agregado que le demos a lo que hacemos. ¡Seamos emprendedores y logremos innovar en cada cosa que impulsamos!

¿Cómo logramos marcar diferencia en nuestros productos, servicios, en nuestros proyectos?... solamente lo podemos hacer innovando. 

 

Muchas veces creemos que innovamos cuando usamos el último equipo tecnológico, o usamos la maquinaria con mayor tecnología, o que la posibilidad de innovar es solo para las empresas. La innovación es para todos, no requiere de alta tecnología o maquinaria, innovación es la agregación de valor a tu producto y servicio.

 

¿Para qué buscar el canibalismo si podemos nadar en un océano azul innovando? Emprender con una propuesta de valor clara, vale más que otro recurso. ¡Emprendamos con innovación y marquemos diferencia!

¿Cuántas veces nos ha pasado que nos quedamos sin ideas?, o que nos dicen “no piense más allá”, “siga solamente las instrucciones” y “responda lo que se pide”, cada una de esas frases van cortando nuestra creatividad. 

La creatividad es la capacidad de dejar a nuestra imaginación crear nuevas ideas o conceptos, es un recurso inagotable del que todos poseemos, lo que nos permite pensar de manera diferente a los demás. 

 

No toda idea creativa es innovadora, pero toda idea innovadora es creativa. Emprendamos con creatividad, con innovación, logremos ver un problema desde una perspectiva diferente y busquemos resolverlo de una manera innovadora. 

Cuantas veces nos hemos despertado pensando ¿por qué no ser yo mi propio jefe?, para muchos implicar emprender la búsqueda de una idea de negocio, o ver que han hecho otros y copiar la idea. 

 

Lo más importante que debe hacer un emprendedor es analizarse a sí mismo, encontrar que es lo que lo motiva, ¿cuáles son sus sueños?, en qué es fuerte?, donde tiene más y mejores oportunidades para construir su iniciativa de negocio. 

 

Sea un emprendedor empresario, hágalo con pasión, entusiasmo y compromiso a partir de sus fortalezas, ¡de sus sueños y especialmente de aquello que lo haga marcar una diferencia en el mercado!

“¡Ya tengo mi idea de negocio, ya se la empresa que quiero tener, de seguro yo compraría lo que voy a vender!!... tener solamente una idea de negocio y asumir el desafío de iniciar una empresa a partir de los gustos e intereses personales puede ser un error. 

 

Emprender un negocio implica conocer cuál es la necesidad del mercado, que es lo que los posibles clientes necesitan, qué es lo que el mercado pide que hoy nadie o muy pocos ofrecen. Analizar el o los clientes potenciales y el mercado es un paso muy importante para definir el emprendimiento que voy a poner en marcha. 

Ya hice mi plan de negocios, estoy seguro de tener un buen producto, creo tener una ventaja comparativa, he mejorado mi contabilidad… pero aún no me pagan por mi producto...

 

Todas esas condiciones son muy importantes para tener una empresa, pero un emprendedor nunca debe olvidar que la única razón necesaria y suficiente para una empresa debe ser un cliente que pague por el producto o el servicio que estoy ofreciendo. Una empresa que no vende no es una empresa. Sea un emprendedor empresario, enfóquese en el cliente, identifique una necesidad no satisfecha y construya su empresa a partir de ello. 

¡¡¡Asumir el riesgo de vender en un mercado debe hacerse con cuidado!!!... reconozca el mercado y divídalo para acercarse a tener una empresa exitosa. 

 

Algunos pasos importantes: 

Identifique qué recursos económicos tiene el cliente

Valore si su empresa puede llegar con facilidad a su potencial cliente

Póngase en el zapato del cliente y pregúntese ¿qué razón tiene para comprarle?

¿Está listo para brindarle a ese cliente un producto acabado?, Y finalmente… ¿cómo está la competencia?, ¿son fuertes mis competidores?

 

La razón de ser de la empresa es un cliente que paga por lo que vendo.  Conozca bien su cliente y su entorno.  

“Estoy seguro que con este producto en 6 meses estoy vendiendo en China, Estados Unidos y quizá hasta en Europa!!” … debemos lograr que nuestras empresas tengan una visión global, pero paso a paso…

 

Debe determinar cuál es su mercado inicial, cuál es ese segmento en el que poco a poco asuma el liderazgo, que le permita ir ampliando espacios de venta en mercados vecinos, para lograr tener más clientes y crecer. 

 

No es escoger el mercado más grande, puede ser un mercado pequeño en donde pueda, en muy poco tiempo dominarlo, tener la oportunidad de ir creciendo y darle mayor posibilidad de posicionamiento de la empresa. 

¿Cuántas veces hemos visto un producto en el mercado, y hemos dicho “a quien se le ocurriría hacer eso tan feo?... o ¿qué buen producto, yo lo quiero?” ... lograr lo segundo es el gran reto.

 

¿Cómo hacerlo?... Una forma es construir un personaje, que coincida con ese cliente al que le quiero vender mi producto. Defina en ese personaje sus gustos, su educación, su experiencia profesional, su modo de vida, sus actividades recreativas, sus motivaciones, …pero sobre todo sus posibles prioridades de compra. 

 

Tener este personaje le ayudará a entender a su cliente, definir un mejor producto, y buscar un mejor posicionamiento en el mercado. 

“Mira lo que compré para la cocina” ... ¿no es para la sala?... -no eso es para el carro!” .... ¿Nos ha pasado? compramos cosas que no sabemos cuál es su uso!

 

Es necesario ser cuidadosos en la definición del producto y los usos que el cliente puede darle. Pensar: ¿cómo va a describir el cliente el producto?, ¿cómo van a usar el producto?, ¿cuánto estarán dispuestos a pagar?, ¿cómo lo comprarán y sobre todo lo recomendarán a otros? 

 

Defina la imagen del producto, conviértalo en una pieza clave de la vida del cliente. ¡No olvide que los consumidores hoy no compran un producto compran experiencias de vida! 

“Muy bien, ya tengo la idea, definí el cliente, ahora voy a hacer mi plan de negocios y con eso listo ya tengo la empresa… ¿y el modelo de negocio?” ... 

 

Debemos definir no solo el precio del producto, si no cómo voy a lograr una relación larga entre mi empresa y el cliente. Cuatro cosas deben considerarse: valorar la relación con el cliente, calcular cuánto valor agregado da el producto al cliente, identificar que hace la competencia, y que tan eficiente soy en llevar el producto al cliente. 

 

Definir un modelo de negocios es la gran oportunidad de hacer de su empresa un negocio rentable. 

“Estará muy caro lo que estoy cobrando?... o muy barato?... ay no sé cómo poner el precio del producto” …. 

 

En ocasiones como empresarios se es muy rígido en la fijación de precios, y generalmente estos se determinan únicamente en la suma de costos que se tuvo para producirlos. Cuánto se cobra por un producto debe considerar el valor que recibe el cliente por el producto, tratando de recuperar una parte de ese valor. 

 

No regale su producto, pero sea flexible en la determinación de los precios, valore la posibilidad de descuentos especiales y temporales especialmente para captar nuevos clientes.