Skip to main content

La elasticidad en la tasa de impuestos

La elasticidad en la tasa de impuestos

El pago de impuestos señala un ligamen a una ponderación entre esfuerzo y recompensa

El concepto de la elasticidad es usualmente analizado desde un enfoque económico, particularmente con un ligamen directo a la oferta y a la demanda, precisando la denominada ley económica que señala que a medida que el precio sube la cantidad demandada del bien en cuestión tiende a ser menor y viceversa. Si bien es cierto, este concepto tiene su génesis en el comportamiento de los mercados, particularmente en los bienes y servicios de consumo, su análisis puede ser extrapolado también al comportamiento en la cancelación de las obligaciones tributarias de los administrados.

Al hacer referencia a la cancelación de impuestos es preciso referir a los conceptos básicos que componen su configuración y pago, definidos por el hecho generador, entendido por la situación de hecho y de derecho que debe darse para hacer nacer la obligación en cuestión. La base imponible, entendida como el monto sobre el cual se aplica el tributo, y finalmente la tasa impositiva, referida por el valor porcentual aplicable en el cobro. Es precisamente en esta última variable donde el análisis neuroconductual toma un especial valor, sobre todo al analizar la atinencia o resiliencia en el cumplimiento por parte de los obligados tributarios.

Resalta en este punto la concepción ideológica del impuesto como tal, el cual es comprendido por el ser humano, al menos en parámetros generales, como el pago que se realiza al Estado en aras de recibir los servicios básicos que permitan generar la vida en sociedad, es decir, implica una relación que en principio pareciera ser simbiótica, donde la persona renuncia a una parte de su riqueza en aras de facilitar al estado los recursos pecuniarios, de forma que este puede asegurar la continuidad de la realidad social y económica de las personas, facilitando a la vez los medios para realizar actividades lucrativas en aras de la acumulación de la riqueza.

Neurociencia

Tal cual puede observarse, el pago de impuestos señala un ligamen a una ponderación entre esfuerzo y recompensa, tema que presenta una atinencia directa con el denominado núcleo Accumbens, región cerebral que valora, precisamente los elementos recompensativos que se asocian a la valoración neural de lo dado versus lo recibido. Es aquí donde entran en juego dos elementos fundamentales de la neuroconducta humana, entendidos por el factor emocional y el actuar racional, el primero ligado al denominado sistema límbico (cerebro paleomamífero), y el segundo al neocórtex (cerebro neomamífero).

Puede precisarse que el pago dinerario de la obligación tributaria parece accionar ambos sistemas antes señalados, donde la valoración racional implicaría lo que se entiende como un análisis complejo ligado al concepto de la sinapsis neural, que denotaría ponderar la relación entre lo cancelado por concepto de la obligación tributaria contra lo recibido por parte del Estado. Resaltan aquí aspectos tales como el monto cancelado y el hecho que genera dicho pago, donde concepciones como la forma original en que se genera la ganancia y la propiedad privada toman fuerza, pues son constructos fundamentales de la configuración de la obligación del pago de impuestos, relación aparentemente ligada a procesos sinápticos racionales.

Por otra parte, con relación al elemento emocional, desde un punto de vista neurofinanciero, este suele tener un ligamen directo a la generación de neurotransmisores, los cuales y en determinadas combinaciones, pueden generar diferentes estados emocionales en la persona. Acá resaltan algunos como la dopamina (ligada al deseo y expectativa), esto al precisar una esperanza de recibir del Estado algo a cambio del impuesto pagado. La adrenalina (excitación), la cual podría verse reflejada en la preocupación por el no cumplimiento de los pagos, y la noradrenalina (enojo), esto al percibir que no se da una compensación en los servicios estatales recibidos.

Elasticidad

Ahora bien, al analizar la conducta antes precisada y al realizar un ligamen al concepto de la elasticidad de la tasa del impuesto, es de interés señalar que este tiene su fundamento en la denominada curva de Laffer, donde se plantea una especie de correlación entre tasas impositivas bajas y el cumplimiento efectivo de los pagos tributarios, así como de la recaudación, mientras que a medida que la tasas en cuestión aumentan, el cobro real tributario y los montos percibidos por el Estado, tienden a disminuir, aumentando a la vez la evasión fiscal.

Es de interés el análisis que puede extrapolarse de la curva en cuestión, pues en esencia indica que las personas obligadas tributariamente parecen precisar un comportamiento bastante atinente en términos del cumplimiento del pago de sus impuestos, siempre que las tasas impositivas sean reducidas. Este comportamiento puede ser ligado de forma inductiva al neurotransmisor de la serotonina, el cual se asocia a la satisfacción, coligado también al cierre ponderado en el lóbulo frontal cerebral, región encargada de la toma de decisiones y procesos de análisis racional, entre otros. Básicamente al observarse que una tasa baja la relación Estado-administrado parece ser sostenible.

Caso contrario se da al aumentar la tasa impositiva, lo cual y amparado en el concepto de su elasticidad, parece generar un comportamiento en el que la recompensa en lo recibido por el Estado no es valorada como un elemento satisfactorio, donde parecen aflorar los neurotransmisores más asociados al enojo y a la frustración, incluso al cortisol, asociable entre otros, al estrés. Señalando una relación inversa y elástica entre la tasa del impuesto, el cobro efectivo y el bienestar neurofinanciero del individuo.

Derivada de esta relación, surge la interrogante referente al enfoque estatal en subir impuestos o ampliar su base. En especial al considerar que la elasticidad del impuesto ligada a la conducta neurofinanciera señala claras relaciones inversas en materia de recaudación, y más bien se observa una clara orientación hacia la mejora en materia cobratoria y cumplimientos tributarios cuando la tasa tiende a disminuir, lo que parece indicar el enfoque más preciso en términos de la mejora en la recaudación y la reducción de la evasión.

El tema sin duda se presta para una discusión profunda y de interés, pues la determinación de un esquema tributario donde las tasas se muevan más hacia niveles inferiores, parece estar asociado a una caída en el comportamiento referente a la evasión, y adicionando a esto lo que pareciera ser un bienestar neurofinanciero mayor para el administrado.